Takiri, el que lleva el canto.